LAS 3 E DEL ÉXITO

“Éxito, salud, prosperidad y bienestar”
las_3_e_del_xito
Las 3 “E” del éxito

Para comenzar cada año, lo acostumbrado es invocar todas nuestras posibilidades y anhelos, pedirle a Dios, al universo o a la fuente: “éxito, salud, prosperidad, bienestar” y pare de contar, pero lo que suele pasar es que antes de culminar el primer trimestre, se nos olvidan los planes, aparecen algunos problemas y nos abocamos a resolverlos desviando nuestra atención del propósito fundamental.

Cada quién tiene una idea propia de lo que es el éxito, para algunos representa prosperidad, para otros salud, para otros el amor y seremos más o menos exitosos, en la medida en que cada uno se acerque a eso que desea alcanzar, pero hay una serie de elementos medulares, necesarios para alcanzar el éxito, independientemente de la forma en que el éxito esté representado para ti, que quiero compartir a continuación:

1. ENERGÍA:

La energía es necesaria para cualquier actividad que decidimos desempeñar, desde el área laboral, hasta para hacer el amor. Pero el flujo de energía debe estar equilibrado y para eso quiero sugerirte que te hagas las siguientes preguntas:

¿Cómo te estás alimentando? Una alimentación saludable, respetando tus horarios y sin saltar ninguna comida, es clave para el bienestar. Recuerda que la comida es la gasolina del cuerpo.

¿Cómo estás durmiendo? Si tu sueño se interrumpe constantemente o si duermes menos del promedio recomendado (de 6 a 8 horas diarias), dale prioridad y acuéstate a dormir, hasta que sea suficiente.

¿Te estás ejercitando? Realizar algún tipo de actividad física (empezando por caminar un poco) es clave para mantener el flujo de energía. Solo bastan al menos 30 minutos al día.

2. ENTUSIASMO:

Permanecer constantemente entusiasmados por aquello que realizaremos después de levantarnos, es una característica que tienen en común las personas más exitosas y optimistas que conozco. Pero para ello es necesario estar apasionados por lo que hacemos y la única forma de sentir esa pasión, es conectar con nuestro propósito en la vida.

Saber cuál es nuestro propósito, puede tomarnos toda la vida, pero puede que no. Averígualo, mira hacia adentro y pregúntate qué es aquello para lo que sientes que estás hecho o hecha. En la medida en que te conectes con eso, te encontrarás con mayor entusiasmo.

3. EMPATÍA: 
Nada de lo que queremos hacer en este mundo, será posible sin el apoyo de otras personas. Para la consolidación de cualquier meta, es necesario hacer equipo y construir un círculo de confianza y eso sólo es posible, a través de la empatía.

Ocúpate de los demás, escucha sus problemas e inquietudes, establece relaciones cercanas y verdaderas, mucho cuidado con ser indulgente, lo correcto es ser “gente”. Haz algo por alguien sin esperar nada a cambio y verás como lo recibes de vuelta y multiplicado.

Para mí, ser exitoso está directamente relacionado con ser feliz. Y si soy capaz de sentirme con energía, entusiasmado y empático con personas que quiero, que me agradan y con las cuales deseo colaborar y me colaboran, me siento absolutamente feliz y exitoso. Lo demás, llega por consecuencia del trabajo y una cuarta “E” que me sugirieron en las redes sociales: Ejecución.

Por

Álvaro Pérez-Kattar

@AlvaroRPK
COMPARTIR ARTÍCULO
POST RELACIONADOS
COMENTARIOS EN EL BLOG
COMENTARIOS EN FACEBOOK
Comentarios (0)
Este post aún no tiene comentarios, sé la primera persona en darnos tu opinión!
Comentar
Su comentario ha sido guardado correctamente. Gracias!
Ha ocurrido un error tratando de guardar su comentario, por favor inténtalo más tarde.